APRENDE A SACAR LA INFECCION

    RECETA DEINFECCION Y TODAS NUESTRAS RECETAS AQUÍ

    Una infección de las vías urinarias es una infección que se produce en cualquier parte del aparato urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. La mayoría de las infecciones ocurren en las vías urinarias inferiores (la vejiga y la uretra).

    Las mujeres son más propensas a contraer una infección urinaria que los hombres. La infección que se limita a la vejiga puede ser dolorosa y molesta. Sin embargo, puedes tener consecuencias graves si la infección urinaria se extiende a los riñones.

    Las infecciones de las vías urinarias son comunes en los niños pequeños. Es posible que no reciban tratamiento porque los síntomas pueden no ser evidentes para el niño o para los padres.

    La orina normal no tiene gérmenes (bacterias). Sin embargo, las bacterias pueden entrar en las vías urinarias desde dos fuentes: la piel alrededor del recto y los genitales, y el torrente sanguíneo que viene desde otras partes del cuerpo. Las bacterias pueden causar infecciones en cualquier parte de las vías urinarias o en todas ellas, incluidas las siguientes:

    • La uretra (se denomina “uretritis”).
    • La vejiga (se denomina “cistitis”).
    • Los riñones (se denomina “pielonefritis”).

    Las IVU son comunes en los bebés y los niños pequeños. Alrededor del 3% de las niñas y del 1% de los niños tendrá una IVU antes de cumplir 11 años. Un niño pequeño con fiebre alta y sin otros síntomas tiene 1 probabilidad en 20 de tener una IVU. La frecuencia de IVU en niñas es mucho mayor que en los niños. En los niños sin circuncidar, la número de IVU es ligeramente mayor que en los niños que han sido circuncidados.

    Síntomas

    Los síntomas de las IVU pueden incluir los siguientes:

    • Fiebre.
    • Dolor o ardor al orinar.
    • Necesidad de orinar con mayor frecuencia o dificultad para hacer salir la orina.
    • Necesidad urgente de orinar o, en los casos de niños que saben ir al baño, mojar la ropa interior o la cama.
    • Vómitos, negarse a comer.
    • Dolor abdominal.
    • Dolor en el costado o en la espalda.
    • Orina maloliente.
    • Orina turbia o con sangre.
    • Irritabilidad inexplicable y persistente en un bebé.
    • Crecimiento deficiente en un bebé.

    Para nadie es un secreto de que, la infección vaginal se origina de un hongo llamado Candida Albicans, que se encuentra en los intestinos y genitales. Cuando los niveles de levadura vaginal crecen excesivamente, la infección se produce, lo que genera mal olor.

    Pues hoy vamos a presentarle cómo usar el ajo para las infecciones vaginales, para que pueda eliminar el hongo y el mal olor de la vagina de forma rápida y definitiva. Empiece ahora a usar el ajo para las infecciones vaginales, y eliminar de una vez por todas el mal olor. Receta a continuación en un vídeo:

    MIRA EL VIDEO MAS ABAJO